Las críticas de los republicanos se intensificaron este miércoles contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por su decisión de retirar las tropas del país de Siria ante la ofensiva militar turca contra las milicias kurdosirias, aunque no hicieron mella en el mandatario, quien defendió su postura.

Uno de los principales aliados de Trump en el Congreso, el senador Lindsey Graham, consideró que este puede ser “el mayor error de su Presidencia”.

“Espero que él (Trump) esté en lo cierto. No creo. Sé que todos los militares le han dicho que no haga esto, así que si sigue adelante con esto, sería el mayor error de su presidencia”, dijo Graham a la cadena de televisión Fox News.

El legislador advirtió de que el repliegue estadounidense del norte de Siria deja a los kurdos expuestos, con lo que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) podría reactivarse, y el culpable sería Trump.

EE.UU. inició su intervención militar en Siria en septiembre de 2014, meses después de que el EI proclamara un califato en este país y en Irak.

La participación estadounidense en la lucha contra el EI en Siria e Irak ha sido en el marco de la coalición internacional que, en el caso sirio, ha prestado apoyo a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por las milicias kurdas, que ha sido la bestia negra para los yihadistas.

Sin embargo, Turquía considera a dichas milicias como terroristas por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, la proscrita guerrilla secesionista que opera en suelo turco, y el presidente Recep Tayyip Erdogan anunció este miércoles el inicio de una ofensiva contra ellas en el noreste de Siria.

Poco después de que Erdogan informara del comienzo del ataque, Graham criticó la postura de Trump en Twitter.

“El aislacionismo estadounidense: No funcionó antes de la IIGM (Segunda Guerra Mundial), No funcionó antes de 9/11 (los atentados terroristas del 11S), No funcionará ahora”, tuiteó el senador.

Graham adelantó que liderará “el esfuerzo del Congreso para hacer que Erdogan pague un alto precio” si el EI vuelve a aparecer.

El domingo por la noche, Trump anunció la retirada de las tropas de EE.UU. que quedaban en Siria tras una conversación telefónica con Erdogan.

Este miércoles, el mandatario estadounidense volvió a defender su decisión, pero señaló que el ataque turco es “una mala idea”.

“Estados Unidos se ha gastado OCHO BILLONES DE DÓLARES luchando y patrullando en Oriente Medio. Miles de nuestros Excelentes Soldados han muerto o han resultado malheridos. Millones de personas han muerto en el otro lado. ¡IR A ORIENTE MEDIO ES LA PEOR DECISIÓN QUE SE HA HECHO EN LA HISTORIA DE NUESTRO PAÍS!, dijo Trump en Twitter.

Trump añadió que ha sacado a los 50 soldados de EE.UU. que aún quedaban en Siria y reiteró que Ankara debe hacerse cargo de los combatientes del EI que están en manos de las FSD si estas los abandonan.

Además, en un comunicado, el presidente reiteró que EE.UU. no respalda el ataque turco y subrayó que “le ha dejado claro a Turquía que esta operación es una mala idea”.

El propio Trump informó que recibirá en la Casa Blanca a Erdogan el próximo 13 de noviembre.