“Confirma lo que el gobierno de Donald Trump ha estado diciendo desde hace cuatro años: la OMC es totalmente inadecuada para detener las prácticas tecnológicas nefastas de China”, aseveró el representante de la Oficina de Comercio, Robert Lighthizer.

Estados Unidos dio a conocer su inconformidad ante la respuesta de un caso a petición de China en 2018 sobre las tasas aduaneras que impuso Estados Unidos a los bines del país asiático.

Por la imposición de aranceles a bienes chinos, Estados Unidos y China iniciaron una guerra comercial que tiene efectos millonarios en los aranceles en mercancías.

En enero de este año ambas potencias comerciales lograron un acuerdo que permitió una tregua, no obstante, jamás se vieron del todo cristalizadas por las declaraciones que llegó hacer el presidente de Estados Unidos.