Vladímir Putin detalló que se siente bien después de la inyección. La vacunación sigue siendo el método más eficaz para protegerse del coronavirus y para evitar síntomas graves en caso de contraer la enfermedad.

El mandatario de 69 años de edad recibió la primera dosis de Sputnik V en el anterior mes de marzo y la segunda dosis en abril.

La revacunación permite mantener elevado el nivel de anticuerpos, pues con el paso del tiempo puede a caer. En Rusia, aprobaron la vacuna Sputnik Light y la señalan como un buen fármaco para ello para dicho objetivo.

El presidente ruso también se ofreció como voluntario para participar en las pruebas de una vacuna nasal contra el COVID, que también desarrollada por el Centro Gamaleya, al igual que la Sputnik V.