Los pasajeros del crucero rechazado por varios países por temor al Covid-19 comenzaron a desembarcar este jueves en Camboya después de que las autoridades descartaran que alguno de ellos fuera portador del virus.

El “Westerdam“, de la compañía naviera Holland America Line, atracó en el puerto de Sihanoukville, donde esperaban autoridades locales y personal diplomático, un día después de fondear delante de la costa.

“¡Los primeros pasajeros ya han salido del ‘Westerdam’ y se dirigen a casa! Estamos muy contentos de recibirles en tierra. Gracias al Gobierno de Camboya por hacerlo posible”, dijo la embajada de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.

Holland America indicó que obtuvo el permiso para desembarcar a los mil 455 pasajeros y 802 tripulantes después de que veinte muestras de sangre dieran negativo tras ser examinadas en un laboratorio de Phnom Penh.

“Estamos contentos por la resolución satisfactoria de este complejo viaje que se vio complicado por infundados temores originados en informaciones erróneas sobre la situación médica de los invitados y tripulación del ‘Westerdam”, indicó la naviera en un comunicado.

El primer ministro de Camboya, Hun Sen, recibió en el muelle a los primeros pasajeros, que fueron obsequiados con flores y krama, el tradicional pañuelo camboyano, en un acto retransmitido en directo por todas las televisiones del país.

El mandatario dijo a la prensa que autorizó la llegada del barco a Camboya a petición de la embajada de EE.UU. y que lo habría hecho aunque alguno de los pasajeros hubiera dado positivo por el coronavirus.

Varios autobuses llegaron al muelle para recoger al primer centenar de pasajeros y llevarlos al aeropuerto de Sihanoukville para emprender el regreso a sus países, añadió el dirigente.

Holland America agregó que comenzó a comunicar a los pasajeros los datos de sus vuelos y que el proceso de repatriación durará varios días, durante los cuales los viajeros podrán seguir alojados en el crucero.

El navío, que partió el día 1 de Hong Kong, tenía previsto llegar este sábado a la ciudad japonesa de Yokohama, pero las autoridades niponas le denegaron la entrada después de que una persona a bordo mostrara síntomas de estar infectado con el SARS-Cov-2 procedente de China.

Camboya autorizó el miércoles la llegada del crucero a su territorio después de que este hubiera sido rechazado por las autoridades de Taiwán, Filipinas, Guam y Tailandia.

Entre los pasajeros se encuentran 651 estadounidenses, 127 británicos, 91 holandeses y 57 alemanes, así como viajeros de más de una treintena de países, incluidos España (7), Argentina (5), Brasil (5), Ecuador (5), México (5) y Chile (3).

El caso del “Westerdam” ocurrió después de que las autoridades japonesas pusieran en cuarentena a otro crucero, el “Diamond Princess”, donde al menos 218 de sus 3.700 personas a bordo han dado positivo por el coronavirus.