Los accidentes en las gélidas carreteras del centro de China dejaron al menos 13 fallecidos y docenas de heridos durante este fin de semana, cuando millones de familias regresaban a sus casas tras el feriado del Año Nuevo Lunar.

Primero fallecieron cinco personas fallecieron poco antes de las 05:00 de la madrigada del domingo en choque en cadena con 23 autos cerca de la ciudad de Anqing, en la provincia de Anhui.

Horas más tarde minibús colisionó con un coche de pasajeros cerca de la capital de la provincia de Hefei.

Ya para el sábado en la noche, dos choques en cadena con al menos 100 autos causaron dos muertos y 50 heridos, 10 de ellos graves, en la provincia de Guizhou. La policía dijo que estaba investigando lo ocurrido. Tanto Guizhou como Anhui sufrieron nevadas y lluvia helada que dejaron las carreteras peligrosamente resbaladizas.