Tres mujeres se presentaron de manera voluntaria ante la Policía de Alemania y aceptaron haber lanzado los globos de cantolla, que se presume, generaron el incendio en el zoológico de Krefeld.

Una mujer de 60 años de edad y sus dos hijas acudieron al llamado de las autoridades para que se presentaran los autores de las linternas de papel.

Los globos de cantolla, inspirados en la tradición asiática, propiciaron el incendio que en Año Nuevo consumió el área de simios del zoológico de Krefeld, donde murieron todos sus ocupantes salvo una hembra y un chimpancé joven.

En total murieron 30 animales, incluidos otros mamíferos y pájaros.

Las linternas flotantes son ilegales en Alemania desde 2009, y las mujeres reconocieron que las habían comprado a través de internet, sin que la descripción del producto por parte del proveedor indicara que están prohibidas.

El jefe de la policía criminal de la ciudad de Krefeld describió a las presuntas autoras como normales, “sensatas y muy responsables”, y además de muy valientes por atender el llamado.

Por su parte el director de la asociación de Amigos del Zoológico de Krefeld dijo que unas cuatro mil personas han ofrecido donativos para restaurar el área afectada por el fuego la última noche de 2019.