Al menos 15 personas murieron hoy, 16 resultaron heridas y otras siete se encuentran desaparecidas, luego que colapsara un dique del río Seyba, en la región rusa de Krasnoyarsk, en Siberia, informaron voceros del Ministerio de Emergencias de Rusia.

Los portavoces indicaron que el dique de una pequeña mina de oro siberiana se derrumbó y el agua inundó dos dormitorios de trabajadores, con capacidad para 80 personas.

El derrumbe, ocurrido en medio de fuertes lluvias, se registró a las 06:00 horas locales (23:00 GMT) cerca de la aldea Shchetinkino, en la región Krasnoyarsk, a unos tres mil 400 kilómetros al oriente de Moscú, de acuerdo con el canal RT.

El presidente del gobierno regional de Krasnoyarsk, Yuri Lapshin, señaló a la prensa local que la estructura hidrotécnica del dique fue construida de forma improvisada, en violación a todas los estándares establecidos por la ley.

Mientras que Rostechnadzor, la agencia de supervisión tecnológica y ecológica de Rusia, reveló que no había aprobado, ni registrado la obra.

El Comité de Investigción regional anunció que abrió un caso penal por la violación de las normas de seguridad durante las obras, que derivó en víctimas mortales, e investiga todas las circunstancias de lo sucedido.