Esto después de que cientos de ellos contrajeran Covid-19 tras llegar al país y tres de ellos murieran a consecuencia de la enfermedad.

Trudeau no señaló si aceptará cambiar la normativa para que los jornaleros tengan derecho a solicitar la residencia permanente en el país, la principal reivindicación de esos trabajadores y de las organizaciones que les apoyan.

El anuncio de Trudeau se produce después de que organizaciones de defensa de los derechos de los temporeros extranjeros como Migrant Workers Alliance for Change (MWAC) lanzaran una campaña para denunciar la precariedad de sus condiciones laborales y las viviendas, en muchos casos insalubres, en las que son alojados en explotaciones agrarias del país.

Trudeau dijo que destinará 59 millones de dólares canadienses (alrededor de 44 millones de dólares estadounidenses) para proteger contra el coronavirus a decenas de miles de jornaleros que cada año acuden a Canadá para trabajar en explotaciones agrarias.

Los fondos también servirán para aumentar el número de inspecciones realizadas en las granjas.

Trudeau declaró hoy durante una rueda de prensa que los fondos «financiarán más inspecciones en las granjas, proporcionarán ayuda de emergencia y mejorarán las condiciones de vida» en esos lugares.