El expresidente de Bolivia, Evo Morales, denunció a través de su cuenta de Twitter la detención ilegal del exministro de gobierno, Carlos Romero, quien se encontraba recibiendo atención médica en una clínica de La Paz, Bolivia.

En el mensaje difundido en redes sociales, el exmandatario aseguró que se violaron sus garantías tras su arresto.

Hasta el momento no hay alguyn pronunciamiento oficial por parte del gobierno boliviano pero, cabe señalar que, muchos de los excolaboradores de Morales han sido vinculados con diversos delitos e incluso el propio expresidente cuenta con una orden de captura acusado de terrirismo.

¿Dónde está el Fiscal General cuando se trata de los grupos paramilitares que queman casas, golpean indígenas, asedian a ciudadanos y ahora persiguen a Carlos Romero en un hospital? Ese fiscal sólo defiende los intereses del régimen de facto”, acusó.

Romero es acusado de estar implicado en hechos de corrupción en Bolivia y fue señalado por no presentarse a declarar en la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (UELICN).