William Barr, secretario de Justicia del Gobierno de Donald Trump anunció que han emprendido acciones judiciales contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y contra los jerarcas de la revolución por narcoterrorismo y corrupción.

Al frente de la lista negra están él y el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa y jefe del Ejército, cuya recompensa también es por 15 millones de dólares.

En segunda fila ya figuraba Tareck El Aissami, vicepresidente económico. Al ex gobernador, que encabeza uno de los grupos más poderosos de la revolución, se le han unido Diosdado Cabello, líder del ala radical y militar y dos militares ahora enfrentados con el poder bolivariano.

Se trata de Hugo ‘El Pollo’ Carvajal, jefe de la inteligencia y contrainteligencia con Hugo Chávez y Maduro, cuya extradición desde España a Estados Unidos fue ordenada por la Audiencia Nacional, y el general Clíver Alcalá, a quien Maduro acusa de encabezar una operación para acabar con su vida. La recompensa por todos ellos es de 10 millones de dólares.