Cientos de miles de personas se alistan este 11 de septiembre en Nueva York para recordar a las víctimas del ataque terrorista de 2001, pese a que no es festivo, pero es un día emotivo y triste para Estados Unidos.

Las banderas ondearán a media asta en honor a las casi tres mil personas que fueron asesinadas en la ciudad de Nueva York, Washington y a las afueras de Shanksville, Pensilvania.

Los homenajes iniciarán con un minuto de silencio a las 8:46 hora local, cuando el primer avión se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center.

Además habrá varias ceremonias en las iglesias de los lugares cercanos a la zona de los atentados.

Las familias de las víctimas llevan flores a los monumentos conmemorativos, como el Monumento a las víctimas del 11-S.

En el World Trade Center (WTC) en el bajo Manhattan, dos mil 753 personas murieron cuando los vuelos secuestrados, el 11 de American Airlines y el 175 de United Airlines, fueron estrellados intencionalmente en las torres norte y sur, o murieron como resultado de los atentados, destacó la cadena CNN.

Durante los colapsos posteriores de las torres perecieron 343 bomberos de Nueva York, 23 eran policías de la ciudad y 37 eran agentes de la Autoridad Portuaria.