La policía de Holanda informó este domingo que 19 personas fueron arrestadas tras una segunda noche de protestas violentas contra las últimas medidas sanitarias decididas por el gobierno.

En La Haya, varios policías antidisturbios cargaron contra grupos de manifestantes que les lanzaban piedras y otros objetos en un barrio popular, y utilizaron un cañón de agua para apagar un incendio de bicicletas en una intersección de calles muy frecuentada, explicó en un comunicado la policía de la capital.

La policía efectuó un total de “19 detenciones por proferir insultos, entre otras cosas”, añade el texto.

Durante los enfrentamientos, los antidisturbios sacaron a una mujer de un automóvil cuyos ocupantes habían gritado insultos contra la policía y la subieron a una camioneta, constató la prensa.