El excongresista de Texas, Robert “Beto” O’Rourke, conocido como “el Obama blanco”, se unió hoy a la lista de aspirantes a la nominación presidencial de Estados Unidos por el Partido Demócrata, para las elecciones de 2020.

O’Rourke, de 46 años y exmusico de punk rock, anunció esta mañana a través de un video en redes sociales que buscará la nominación presidencial demócrata, una vez que la víspera adelantó sus aspiraciones en un mensaje al canal KTSM de El Paso.

Al oficializar su entrada a la lista de aspirantes demócratas para relevar al presidente Donald Trump, dijo que reflexionó esta decisión durante varios meses y era “el momento decisivo de la verdad para este país y para cada uno de nosotros”, al tiempo que destacó la migración como tema central en su mensaje.

Manifestó sentirse orgulloso de El Paso, una de las razones por las que quiere llegar a la Presidencia, y llamó a la población a hace a un lado las diferencias.

Indicó que las crisis interconectadas de la economía, la democracia y el clima nunca habían sido tan grandes, “o nos consumirán o nos darán la mayor oportunidad”.

Sobre migración destacó que “todos nosotros, donde quiera que vivamos, podemos darnos cuenta que si la inmigración es un problema, es el mejor problema que este país pueda tener” y “debemos asegurarnos de que haya vías legales para trabajar, para estar con la familia y para huir de la persecución”.