Expertos en arte confirmaron hoy que la pintura encontrada entre las paredes de la Galería Ricci Oddi, en la ciudad Piacenza, centro de Italia, es el “Retrato de una dama” del austríaco Gustav Klimt, desaparecido hace casi 23 años en el mismo museo.

Con la autenticación de la pintura se terminó la búsqueda que inició desde febrero de 1997, recuperado en diciembre pasado por jardineros, reportó el sitio informativo Publico.pt.

Se encontraba escondido entre dos paredes exteriores de la Galería, cubierto por una superficie de metal, sin embargo era necesario verificar su autenticidad.

El alcalde de la ciudad, Patrizia Barbieri, dijo en conferencia de prensa este viernes que el cuadro es de “importancia histórica para la comunidad cultural de la ciudad”, reporta el diario Piacenza Sera.

La obra maestra esta valuada entre los 60 y 100 millones de euros (unos 66 millones de dólares), y forma parte de un grupo de retratos femeninos realizados por el artista austríaco en los últimos años de su actividad, entre 1916 y 1918.

Fue pintada sobre otro retrato de una mujer con sombrero, exhibida en Dresde en 1912. Entre las hipótesis que se tienen es que Klimt estaba enamorado de una dama y utilizó un cuadro ya existente para regalarle uno.