Dieron a conocer medios europeos que las autoridades italianas ejecutaron la aprehensión de Puigdemont mediante la orden de busca y captura que emitió el Tribunal Supremo en 2019 por el juicio donde lo acusan de los delitos de sedición y malversación de fondos.

El 10 de octubre del 2017, el entonces presidente Puigdemont declaró la “independencia” de Cataluña con base en el referéndum ilegal que convocó, el cual no sólo recibió el rechazo del Gobierno de España sino que además el Poder Judicial ordenó suspenderlo.

Después de declarar la “independencia de la república de Cataluña”, Puigdemont huyó por el arresto que ordenaron en su contra y viajó entre múltiples países de Europa, hasta este 2021, casi cuatro años después hasta que lo capturaron.

En aquel 2017 el Gobierno español activó el artículo 155 de la Constitución, el cual permite desaparecer los poderes de una comunidad autónoma, en este caso Cataluña, para volver al orden constitucional. Con ello quitaron del poder a los funcionarios catalanes que promovían la “independencia”.

Después convocaron a elecciones de un nuevo gobierno en la Generalitat de Cataluña, que aunque lo conforman partidos independentistas se mantiene como parte de España.

La crisis política en Cataluña ha sido de los temas más importantes para España de los últimos años, de hecho en las elecciones de ese periodo se ha vuelto en uno de los temas centrales en la campaña sobre cómo solucionar la división social y política al respecto.