Un grupo de republicanos, lidereado por el senador Ted Cruz de Texas, presentó hoy una iniciativa de ley para que inmigrantes indocumentados paguen los 25 mil millones de dólares del muro propuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para la frontera con México.

La “Iniciativa de Ley MURO”, copatrocinada por los senadores republicanos Jim Inhofe de Oklahoma, Mike Rounds de Dakota del Sur y John Kennedy de Luisiana, surge a pesar de que los demócratas se han opuesto a asignar recursos para el muro y serán mayoría en la Cámara Baja en 2019.

“El muro fronterizo se pagaría completamente cerrando los huecos legales que proveen a los inmigrantes indocumentados beneficios y créditos fiscales, sin afectar los créditos fiscales usados por los estadunidenses”, Ted Cruz.

El proyecto de ley establecería multas a los inmigrantes indocumentados que crucen la frontera con Estados Unidos y crearía una multa especial para los extranjeros que rebasen los plazos de expiración de sus visas.

La iniciativa exigiría que todos los adultos que soliciten beneficios públicos como estampillas de comida o apoyo para vivienda, puedan probar que son ciudadanos estadounidenses. En la actualidad esos beneficios son extensivos a residentes legales permanentes.

Asimismo, refuerza el proceso de verificación de elegibilidad laboral requiriendo que los solicitantes de empleo usen el programa E-Verify, y presenten una credencial válida de Seguro Social.

En materia fiscal, la iniciativa de ley requeriría que los adultos que reclamen créditos fiscales para sus hijos presenten también un número legal de Seguro Social, ya que en la actualidad sólo es exigido para los menores de edad.

“Ciertamente podemos darnos el lujo de construir el muro”, señaló el senador Kennedy, uno de los patrocinadores.

“La legislación ahorraría 33 mil millones de dólares simplemente asegurando que no se desperdicie la generosidad de los contribuyentes”, indicó.

Trump hizo esta semana un nuevo llamado a los demócratas a aprobar el dinero para su muro fronterizo, sostuvo que le ahorraría al país miles de millones de dólares y renovó su promesa de cerrar la frontera sur.