José José recibirá un homenaje en el Palacio de Bellas Artes este miércoles 9 de octubre. Además, se prevé que a las 14 horas se oficie una misa en su nombre en la Basílica de Guadalupe. Con estos actos, el pueblo mexicano se despide de su Príncipe de la Canción, luego de más de una semana de darse a conocer la noticia de su muerte.

“Una gran vida merece un gran homenaje”, podía leerse en el toldo de uno de los vehículos que formaron parte del cortejo fúnebre que trasladó las cenizas de José José desde el aeropuerto hasta el Palacio de Bellas Artes.

Tras enterarse de la muerte de su padre, José Joel y Marysol viajaron a Miami, pero pasaron más de 72 horas sin poder ver los restos del intérprete. Con ayuda del consulado de México en Miami, los hijos mayores del cantante pudieron llegar a un acuerdo con su media hermana, Sarita.

Fue así que se organizó velar el cuerpo en la funeraria Caballero Rivero Westchester el viernes 4, para luego rendirle un homenaje en el Auditorio del Condado de Miami el domingo 6.

Fue este fin de semana que un nuevo desencuentro surgió entre los hermanos, cuando Sarita dio a conocer que se había tomado la decisión de cremar el cuerpo del cantante, para luego dividir las cenizas: una mitad se quedaría en Miami y el resto viajaría a México.

A “regañadientes” —según declararon José Joel y Marysol—, se aceptó el acuerdo y finalmente el cuerpo fue cremado ayer en Miami y hoy por la mañana las cenizas de José José llegaron a México. Al momento, se realiza el homenaje a José José en Bellas Artes.

Tras la misa que se realizará en La Basílica a las 14:00 horas, las cenizas se dirigirán al Parque de la China, en Clavería —la colonia que lo vio crecer—, para luego dirigirse al Panteón Francés, donde serán sepultadas junto a los restos de su madre y abuela.