El pasado marzo, Harry y Meghan aseguraron durante la explosiva entrevista con Oprah Winfrey que un miembro de la familia real se había referido al color de piel de su hijo antes de que este naciera en un tono abiertamente racista, pero no aclararon quién había sido ni quisieron explayarse sobre el tema.

Ahora, el Palacio de Buckingham ha entrado en un “tsunami de pánico” ante la posibilidad de que Harry pueda revelar ese nombre en su próximo libro, por el que le pagarán más de 20 millones de dólares.

De acuerdo con los especialistas en realeza, el duque de Sussex está atravesando una gran presión externa para que identifique con nombre y apellido al miembro de la familia que, según él y su mujer, hizo comentarios racistas.

Penny Junor, una experta en realeza, le dijo a The Sun: “Aunque las ganancias están destinadas a causas benéficas, los editores de Penguin van a querer mucho por su dinero, como identificar a este supuesto racista. Está investigando la vida de su madre, así que hablará sobre el matrimonio de sus padres, la ruptura, las aventuras. Esto podría ser increíblemente dañino para su padre y Camila [Parker Bowles]. Carlos va a ser rey y Camila, su reina. Lo último que ellos o el país necesitan es otra oleada de ira basada en lo que creo que son acusaciones falsas”.

Según una encuesta de YouGov, casi una de cada diez personas consultadas dijeron que Harry no debería haber firmado el acuerdo de publicación. De acuerdo con The Mirror, dos tercios de los británicos aseguraron que no están interesados en absoluto por el libro y más de un tercio dijo que es inapropiado que el príncipe revele el nombre de quien haya hecho el comentario racista.

Hace unos meses, en una declaración de prensa sobre el libro, el duque dijo: “Estoy escribiendo esto no como el príncipe que fui, sino como el hombre en el que me he convertido. He usado muchos sombreros a lo largo de los años, tanto literal como figurativamente, y mi esperanza es contar mi historia: los altibajos, los errores, las lecciones aprendidas. Puedo ayudar a demostrar que no importa de dónde vengamos, tenemos más en común de lo que pensamos. Estoy profundamente agradecido por la oportunidad de compartir lo que he aprendido a lo largo de mi vida hasta ahora y emocionado de que la gente lea un relato de primera mano de mi vida que sea preciso y totalmente veraz”.