Una enfermo terminal fanático de Star Wars consiguió ver The Rise of Skywalker antes de su estreno, luego de que Rowans Hospice en Hampshire, Inglaterra, pidiera a nombre del paciente en Twitter que le concedieran su deseo, ya que el “tiempo no está de su lado”.

Luego de la petición, Bobo Iger, CEO de Disney, ayudó a facilitar las cosas para que este fanático tuviera la posibilidad de ver, en una función privada, la película que da por terminada la saga de los Skywalker.

Iger compartió la noticia en su cuenta oficial de Twitter: “En este Día de Acción de Gracias, estamos agradecidos en Disney de poder compartir The Rise of Skywalker con un paciente y su familia en Rowans Hospice. ¡Que la fuerza esté con ustedes y con todos nosotros!”, expresó el directivo.

El paciente, por su parte, agradeció a Disney en un comunicado emitido por el hospicio diciendo que sentía haber ganado la lotería.

Dice el comunicado:

“Sólo quiero agradecerles a todos los que han ayudado a que esto suceda. Durante lo que es una situación horrible, ustedes han ayudado a crear recuerdos maravillosos y alegrar a mi familia. Soy un gran fanático de Star Wars y lo que estoy pasando es completamente terrible. Luego, para colmo, pensé que no iba a ver la película que había estado esperando desde 1977. Todavía no puedo creerlo. ¡Cómo puedo describir esto, es decir, esto debe ser lo que se siente cuando te dicen que has ganado un millón de libras!”.

Así es como las cosas buenas pasan en este mundo, aunque sean pocas, las menos y si algo no s ha enseñado el espíritu de Star Wars es que siempre hay una nueva esperanza.

Star Wars: The Rise of Skywalker se estrenará el próximo 20 de diciembre.