Robert Englund, el actor que convirtió a Freddy Krueger en un ícono del cine de terror, ansía que alguien más se atreva a revivir la franquicia de “Nightmare on Elm Street” (“Pesadilla en la calle del infierno”).

Para Englund, es hora de pasarle a otro el guante de cuchillas afiladas.

“Estoy demasiado viejo”, dijo el actor de 72 años. “Sé que todo se vuelve a hacer eventualmente”.

Englund interpretó a Krueger, un villano asesino que acosa a sus víctimas en sus sueños, en ocho películas y ocasionalmente en televisión. Y a pesar de que hace unos años pensaba que todavía sería capaz de hacer una cinta más de Kruger, comparó la situación con la de “un atleta que no se puede levantar un lunes por la mañana”.

“Ahora con las nuevas tecnologías, las películas pueden rehacerse porque podemos hacer efectos especiales aún mejores y más sofisticados, y estoy deseoso de ver una nueva película de ‘Nightmare’ en la que realmente puedan volverse locos con un paisaje onírico, con las escenas de las pesadillas”, Robert Englund.

Wes Craven dirigió la primera película en 1984, y uno de sus protagonistas fue el entonces desconocido Johnny Depp.

“Johnny se vestía muy rockabilly en esa época. Tenía el mejor pelo”, recordó Englund. “Llamaba a todo mundo señor y señora”.

Englund es actualmente el anfitrión de la nueva serie de Travel Channel “True Terror with Robert Englund”, que se transmite los martes a las 10 p.m. En ella, revisa con la ayuda de historiadores cosas espeluznantes como supuestas casas embrujadas e historias sobre gente enterrada viva.