La realizadora mexicana Fernanda Valadez obtuvo el lunes por la noche el premio Gotham a la mejor cinta internacional por “Sin señas particulares” en una ceremonia virtual en la que “Nomadland” de Chloe Zhao se coronó como mejor película del 2020.

La 30ma edición de los premios Gotham del cine independiente, transmitida vía streaming desde un salón vacío y con los discursos de aceptación desde las salas de los ganadores, dio un raro inicio a la temporada del Oscar.

Como la primea premiación prominente que se realiza durante la pandemia, los Gotham asumieron una estrategia de ensayo y error para montar un espectáculo que no podía incluir la habitual alfombra roja, los cocteles sin restricción y las grandes ovaciones. Pero estos premios del cine independiente siguieron adelante desde su usual sede en el Wall Street Cipriani del bajo Manhattan, aunque sin público en vivo y con sólo un puñado de presentadores.

Al inaugurar la velada, Jeffrey Sharp, director ejecutivo del Gotham Film & Media Institute, pronosticó que habría “problemas técnicos y diablillos” a lo largo del evento. El show se transmitió en vivo por Facebook con los invitados colocados digitalmente en mesas por medio de un programa de póker que los organizadores reformaron para simular que estaban sentados en el lugar.

“Aunque somos la primera, definitivamente no seremos la última entrega de premios que explore nuevas maneras de reunirse”, dijo Sharp.

Los resultados no siempre fluyeron, pero sí fueron típicos de una pandemia que ha hecho que cualquier congregación grande — y ni hablar de una gala pomposa como los Gotham — sea imposible. Los ganadores, que aparecieron por videoconferencia, a veces lucieron confundidos.

“Creo que se supone que tengo que hablar ahora, pero oigo a tantas otras personas que no estoy seguro de lo que está pasando”, dijo el ganador del premio al actor revelación, Kingsley Ben-Adir (“One Night in Miami”), desde un cuarto de hotel en Londres.

Ramona S. Diaz, directora del perfil sobre Maria Ressa “A Thousand Cuts and Time”, se enteró que había ganado el premio al mejor documental en un empate con el relato sobre encarcelamiento de Garret Bradley “Time”, mientras la audiencia en vivo esperaba su discurso.

“Lo siento, no escucho nada. ¿Qué está pasando?”, dijo Díaz antes de conocer su triunfo. “Oh, ¿gané?”, agregó.

Pero los Gotham, que se pospusieron unos dos meses para coincidir con el calendario retrasado de los Premios de la Academia, fueron tomando ritmo y tuvieron a un ganador predecible. “Nomadland” de Zhao, protagonizada por Frances McDormand como una viuda sin techo viviendo en su camioneta, fue la sensación de una temporada de festivales similarmente golpeada por la pandemia, llevándose los máximos honores en Venecia y Toronto, además del premio a la mejor película de la Sociedad Nacional de Críticos de Cine.

Por su parte, “Sin señas particulares”, sobre una madre que cruza México buscando a su hijo desaparecido en su intento por emigrar a Estados Unidos, resultó la máxima ganadora en la pasada edición del Festival Internacional Cine de Morelia.

“En estos tiempos locos, difíciles y oscuros para todo el mundo, para México, para Estados Unidos, creo que el cine es una herramienta increíble para ayudarnos a enternernos unos a otros, porque nos da la oportunidad de vivir un poco en los zapatos de otra persona”, dijo Valadez, en inglés, al aceptar su premio el lunes por la noche.

“Nomadland” recibió tanto el premio al mejor largometraje como el Gotham de la audiencia. Todas las películas nominadas a mejor largometraje fueron dirigidas por mujeres, incluyendo “First Cow” de Kelly Reichardt, que encabezaba la lista de nominados. Zhao, cuyo filme “The Rider” ganó el Gotham al mejor largometraje hace dos años, les agradeció a los festivales que, al igual que los Gotham, se llevaron a cabo pese a las desafiantes circunstancias.

“Realmente nos mostraron y nos recordaron que no estamos solos”, dijo Zhao. “Una comunidad fuerte unida por nuestro amor al cine”.