Si algo ha dejado en claro el sello Marvel es que puede hacer todo para complacer al público, como lo hizo con WandaVision, serie de Disney+, que con las actuaciones de Elizabeth Olsen y Paul Bettany retoma el formato de las sitcoms (comedia de situación) de los años 50, filmadas con público, para adentrarse en el amor de Wanda Maximoff, también conocida como La Bruja Escarlata, y Visión, dos de los personajes a los que hemos visto en distintas entregas del Universo Cinematográfico Marvel.

“La experiencia fue muy estresante, con mucha adrenalina y cambios constantes. Trabajar frente a la audiencia realmente confundió mi cerebro. La idea de no actuar para una audiencia, sino alimentarse de ella y de sus reacciones frente a una cámara fue duro y me sentí muy agradecida cuando pusieron la cuarta pared (pared imaginaria)”, expresó vía Zoom en un encuentro internacional, la actriz de 31 años Elizabeth Olsen.

Bajo la dirección de Matt Shakman, quien ha estado detrás de Game of Thrones, Mad Men o Fargo, la serie WandaVision rodó el primer capítulo frente a un público, llevando al espectador a rememorar sitcoms como Hechizada, The Dick Van Dyke Show o La tribu Brady.

Cada uno de los nueve episodios que conformarán WandaVision, que se estrenará en México este 15 de enero, estará ambientado en una década diferente, arrancando con la década de los 50, para conectar a estos personajes con otros del Universo Cinematográfico Marvel, y dejar en claro que nada es lo que aparenta.

“Al principio de la serie hay más comedia física y algunas cosas más de pastelazo y cuando llegamos a la década de los 90 me hacen ver tan ridículo que no era necesario ver cómo se reían de mí”, contó el británico Paul Bettany, quien apareció por primera vez en el Mundo Cinematográfico Marvel en 2008 con Iron Man, donde se le escucha como Jarvis, el asistente en voz de Tony Stark.