El actor estadunidense Kevin Hart no será el anfitrión de los premios Oscar, debido a una decisión personal.

En su cuenta de twitter Hart, informó que:

Tomé la decisión de hacerme a un lado como anfitrión de los Oscar de este año, esto es porque no quiero ser una distracción en una noche que debe ser celebrada por tantos artistas increíbles y talentosos. Sinceramente me disculpo con la comunidad LGBTQ por mis palabras insensibles.”

La respuesta previa del cómico a las críticas por sus tuits no hizo sino avivar la tensión. El jueves, Hart escribió en Instagram que sus críticos deberían “dejar de ser negativos” tras la aparición de unos tuits en los que empleaba insultos homófobos. En el video que acompañaba a sus palabras, el comediante, que aparece sin camisa, dice que no va a “dejar que la locura me frustre”. Hart dijo además que “quiere a todo el mundo”.

GLAAD, un grupo encargado de monitorear la imagen que se ofrece de la comunidad LGBTQ en los medios, dijo que se puso en contacto con ABC, la televisora de los Oscar, con la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y con los managers de Hart para “discutir la retórica anti LGBTQ de Kevin”.

En un especial de comedia de 2010, Hart dijo “si puedo evitar que mi hijo sea gay, lo haré”.

Agregó en otro tweet una disculpa por los chistes hechos en su especial de comedia: Kevin Hart: Seriusly Funny.

Lamento haber lastimado a la gente. Estoy evolucionando y quiero seguir haciéndolo. Mi objetivo es unir a las personas, no separarnos. Mucho amor y aprecio a la Academia. Espero que podamos encontrarnos de nuevo.”