Organizado por el programa “Corazón Grupero” de Tv Azteca, el cantante Julión Álvarez, se disfrazó para cantar en una estación del Metro de la Ciudad de México.

Con una bocina y un micrófono en mano, llegó a las instalaciones del Metro, acompañado de una persona más, quien era la encargada de pedir dinero a los usuarios que de inmediato se acomodaron para escucharlo.

Tras empezar a cantar, la gente fue acomodándose a su alrededor, hasta que finalmente, se quitó el disfraz y todos se amontonaron para tomar fotos y grabarlo.