Alos directores Jennifer Lee y Chris Buck les tomó por sorpresa el éxito que tuvo en 2014 la cinta animada Frozen, la misma que recaudó mil 274 millones de dólares a escala mundial (de los 400 millones que tuvo para su producción) y que se alzó meses después de su estreno con el Oscar a Mejor Película Animada y Mejor Canción Original por Libre soy (Let It Go), que fue el estandarte de cientos de niñas que vestidas como la princesa Elsa cantaban en sus fiestas de cumpleaños esta canción.

Con este escenario resultaba atractiva la idea de realizar una segunda entrega de Frozen en la que se ahondara en ciertas cosas como el porqué de que Elsa tiene poderes y su hermana Anna, no.

“Sabíamos que teníamos mucho más para contar sobre Anna y Elsa, tomando en cuenta el que muchos se preguntaron por qué Elsa tiene poderes. Ambas hermanas han crecido, están madurando y nos preguntábamos en Disney ‘¿Qué seguía para ellas después de la primera aventura?’. Solemos pensar, como en los cuentos de hadas, que los protagonistas ‘Vivieron felices para siempre’, pero todos sabemos que la vida no es así, que el cambio es constante y siempre está ahí, te guste o no. Lo importante era ver cómo es que alguien lidia con los cambios, cómo dos hermanas se adaptan a los mismos y cómo dos hermanas son capaces de tener la fortaleza como familia para salir adelante de situaciones complicadas”, precisó en entrevista con Excélsior Jennifer Lee.

A este sentir se sumó su colega Chris Buck, ganador de un Oscar en 2014 junto a Jennifer Lee y el productor Peter Del Vecho a Mejor Película Animada por Frozen.

“Aunque si tomamos unas pequeñas vacaciones después de todo el éxito de Frozen, nos sentíamos muy inspirados para llevar a cabo nuestra siguiente película. No sé si fue un movimiento arriesgado, pero sentíamos que aún había mucho por hacer y mucho por contar, sentíamos que Elsa y Anna tenían mucho camino por delante y nos sentimos obligados a traer esta historia a la pantalla grande”, contó Buck.

Jennifer Lee, actual vicepresidenta creativa de Disney, el productor Peter Del Vecho y el director Chris Buck contaron durante su visita a nuestro país que viajaron junto a un equipo de creativos a Noruega, Finlandia e Islandia, para llevar a cabo una investigación, que ellos definen como “inspiradora” sobre los escenarios que aparecerían reflejados en la segunda entrega de Frozen que se estrenará mañana en nuestro país.

Aunque se han visto reservados en ahondar acerca de la trama de Frozen II e incluso el filme ha tenido muy pocas exhibiciones, para generar más expectativa, Jennifer Lee aseguró que los fans de la historia no estarán decepcionados y que podrán conocer más acerca de los orígenes de los personajes, se explicará el porqué de que Elsa tiene poderes mágicos y se les verá evolucionar a todos emocionalmente.

“Lo que más me gusta de la historia es que Elsa y Anna se enfrentan a nuevos retos y eso les permite evolucionar. Elsa se vuelve más atrevida y es muy interesante ver cómo va conociendo otros lados de ella misma, mientras que Anna, quien siempre ha sido muy optimista y audaz, se ve en la necesidad de enfrentarse a los cambios e ingeniárselas para salir adelante cuando las cosas se ponen duras. Creo que eso es muy interesante”, complementó Lee, también guionista de Frozen y Frozen II.

Frozen II

Estreno: 22 de noviembre.
Dirige: Jennifer Lee y Chris Buck.
Género: Animación.
País: Estados Unidos.
Año: 2019.
LAS VOCES

Elsa. Idina Menzel. Carmen Sarahí
Anna. Kristen Bell. Romina Marroquín
Kristoff. Jonathan. Groff Pepe Vilchis
Tal como hace cinco años, las actrices mexicanas Carmen Sarahí y Romina Marroquín fueron elegidas por Disney para doblar las voces al castellano de Elsa y Anna, respectivamente. Igual que los creadores detrás de la cinta, a esta dupla les tomó por sorpresa el éxito que tuvo Frozen.

“Nadie se imaginó el éxito que Frozen iba a tener y ahora, con esta segunda parte, nos pasó que no queríamos que acabara el doblaje y queríamos seguir trabajando. Disfrutamos cada nota, cada canción, cada intención y estuvo padrísimo. Es maravilloso poder tener la oportunidad nuevamente de vivir todo esto. Además la historia es muy emocionante, hay muchas cosas nuevas”, comentó Carmen Sarahí.

Con respecto al impacto que ha tenido Libre soy, se dijo agradecida y emocionada.

“Es una canción que habla de cosas muy importantes dentro de la vida de cualquier ser humano. Habla de la aceptación, del creer en ti, del crecer, de mejorar”, subrayó Carmen Sarahí.

Por su parte, Romina Marroquín expresó:

“Algo que siempre va a marcar a Frozen es el amor de hermanas. Eso es algo que marcó la primera entrega y que sigue en la segunda parte”, dijo Marroquín.