Más allá de definir si el graffiti es un arte o vandalismo, es una expresión de una comunidad de la sociedad, aseguró el artista urbano Polvoe durante la charla que impartió dentro del Festival de Calle Escenario Urbano.

La Pinacoteca de Tamaulipas fue el espacio donde se efectuó la plática, donde el originario de Guadalajara señaló que el grafitti es una forma de comunicar y recordó que desde niño le llamó la atención el graffiti por sus líneas y colores, lo que lo llevó a interesarse cada vez más y dedicarse a lo que es su gran pasión.

Hizo un poco de historia y explicó que en Nueva York un migrante surcoreano empezó a pintar en las calles su nombre y el número de la avenida donde vivía, como una especie de ubicación, fue así como Taki 182 se hizo famoso, causando revuelo incluso entre el mismo gobierno, sin pensar que se creería todo un movimiento a partir de ese hecho.

Expresó que en Estados Unidos nació con el TAG que significa el distorsionar las palabras o grafos (letras) que tuviera un significado para la gente. “El graffiti trata de estilizar las letras y ocupar un espacio y apropiarse para dar un mensaje”, precisó.

Destacó que más allá de hablar si está bien o mal hacer graffiti, se tiene que tener claro que es una forma con que se identifican los grupos o minorías, esto en las principales ciudades de Estados Unidos y más adelante se reforzaría surgiendo otras expresiones urbanas en su entorno como la música rap y el hip hop, entre otras.

“El graffiti empiezá a tomar las ciudades, de alguna manera es contestario, hay que entenderlo como un fenómeno que son respuestas sociales a lo que se vivía en esa época”, refirió.

Externó que en Nueva York muchos artistas urbanos de todas partes del mundo pintaron un edificio llamado 5 points. Sin embargo fue derrumbando, por lo que los artistas demandaron al Gobierno por esta acción, porque luego de un litigio se decidió pagarles 5 mdd a cada uno.

Comentó que gracias a la globalización en 20 años el graffiti se extendió por todo el mundo, en todas las regiones del planeta hasta en medio oriente.

Planteó a los asistentes a la charla si el graffiti es ¿arte o vandalismo? Coincidiendo que para definir lo que representa tiene mucho que ver con las condiciones, es decir el contexto en donde se haga el graffiti.

Habló también sobre el post graffiti, es decir que ahora con la tecnología las obras se suben a internet y son conocidas por gente de otras partes del mundo, son comentadas, expresa si les gustan o son rechazadas.

Exhortó a los jóvenes que participaron en el festival de arte urbano a continuar con esta forma de expresión y comunicar lo que quieren decirle a la sociedad.

“Aquí se entiende que el grafitti es más para comunicar, dar un mensaje en la calle. Por eso me parece que es chévere que nosotros podemos pintar la ciudad, apropiarnos, creo que el arte aporta algo bueno y podemos mejorar la sociedad. El graffiti es otra forma de tomar la calles y de generar reflexión. El arte puede cambiar la percepción de cómo ve el mundo”, finalizó.