Tras su participación en la pasada temporada de “Masterchef”, el chef José Ramón regresa a la octava entrega, dio algunos detalles del casting y el comportamiento de sus colegas en la próxima temporada que verá la luz en la pantalla chica en el último trimestre del 2020.

“Vamos a estar todos, los cuatro otra vez. Estamos muy contentos, todos echándole ganas. Adaptados a esta nueva realidad, con castings muy distintos, los hacemos vía streaming desde la comodidad de nuestro trabajo o casa. Betty está muy guapa, bajó muchísimo de peso y está muy feliz, hablé con ella hace poco, es una mujer que le ha echado muchas ganas, es muy disciplinada y esta temporada estará echando chispas”, detalló.

José Ramón aseguró que siguen revisando los castings todos los días de la semana, tratando de ver 25 videos al día en dos horas, para hacer un filtro de 150 personas, entrevistarlos uno a uno, después sacar 75 participantes, 35 y finalmente los 18 concursantes que conquistarán el corazón de los televidentes con sus historias.

Masterchef busca apasionados por la cocina

El chef explicó que no buscan cocineros expertos, sino personas con historias interesantes que vean la cocina como su pasión o un escape a su día a día, porque es lo que creen que los espectadores buscan y con lo que se van a identificar. Hasta ahora en el casting han tenido a personas de todas partes del país, diferentes edades y género, por lo que espera tengan una temporada buena.

Críticas de Benito Molina y Adrián Herrera

Sobre las duras críticas que daban sus colegas Benito Molina o Adrián Herrera comentó que él las respeta, pero nunca ha estado de acuerdo con la enseñanza de la vieja escuela.

“Cada quien tiene su modo de formar, Betty es muy maternalista, Herrera aunque es muy tosco, es muy ecléctico en su forma de calificar y real. Y está bien, cada quien sabe cómo, pero somos como la familia, tal vez la tía es medio mandona, pero sabe que los años la han hecho así, y de eso aprendes. No es que exista una discrepancia entre uno y otro, somos compañeros, nos respetemos. Al final del día, es que sea todo en pro hacia el programa o participante”, dijo.