Jennifer Lopez explicó en una entrevista con Harper’s Baazar que en una ocasión un director de cine le pidió que le enseñase los pechos, y que ella, pese a sentirse “aterrada”, acabó negándose.

“No he sido acosada de la misma forma en la que algunas mujeres lo han sido. ¿Pero un director me dijo alguna vez que me quitara la camiseta y le enseñara los senos? Sí, me pasó. ¿Y lo hice? No.”, detalla.

“Cuando le contesté, estaba aterrada. Recuerdo que mi corazón se me salía del pecho, y yo pensaba ‘¿Qué hago? ¡Este hombre me está dando trabajo!'”, recuerda.

Lopez reconoce que no supo cómo reaccionar ya que era una de sus primeras películas, pero asegura que en todo momento supo que ese comportamiento “no era adecuado”.

Podría haber hecho una cosa u otra, pero creo que al fin y al cabo la chica del Bronx que llevo dentro dijo “No, no voy a hacer eso”, apuntó.

JLo ha sido una firme defensora de los movimientos #MeToo y Time’s Up, y en enero apoyó a sus compañeras de los Globos de Oro desde Puerto Rico, vistiendo de negro y dejando claro que las mujeres querían de una vez por todas “ser tratadas igual” y no tener que enfrentar más acoso sexual.