Un aluvión de turistas tomándose selfies en Chernobyl-una apenas vestida con ropa interior- tras el éxito de la serie de televisión sobre la peor catástrofe nuclear de la historia ha provocado una ola de indignación que llevó al creador de la serie a reclamar un mayor respeto por los difuntos.

La planta nuclear y la vecina ciudad abandonada en Ucrania han sido testigos de un pico de visitantes desde que en mayo se emitió la serie de HBO acompañada por excelentes críticas.

Sin embargo, algunos han sido criticados por no respetar la trágica historia del sitio con inapropiados selfies, un tema cada vez más común en las zonas de desastre.

Es maravilloso que #ChernobylHBO haya inspirado una ola de turismo en la Zona de Exclusión. Pero sí, he visto las fotos dando vueltas. Si visita la zona, por favor recuerde que allí ocurrió una terrible tragedia. Compórtense con respeto por todos los que sufrieron y se sacrificaron”, tuiteó Craig Mazin, el creador de la miniserie ‘Chernobyl’.

En abril se cumplió el 33 aniversario de la catástrofe de Chernobyl en la entonces soviética Ucrania, causada por una prueba de seguridad fallida en el cuarto reactor de la central atómica que envió nubes de material nuclear a gran parte de Europa.

El accidente causó la muerte instantánea de 31 personas y obligó a decenas de miles a huir. Se cree que hasta 115,000 personas han muerto de enfermedades relacionadas con la radiación, como el cáncer, aunque las estimaciones varían.