La tenista rumana Simona Halep expresó su malestar con la Federación de tenis de su país por el poco apoyo que brindan a ella y sus colegas para poder destacar en el “deporte blanco”.

“Es frustrante que la Federación Rumana de Tenis no exista ni haga nada; hay muchos niños que necesitan apoyo financiero. Realmente hago un llamado por esta causa, por la infraestructura en el tenis, es una verdadera lástima que nuestro tenis rumano no haga nada, que no progrese”, comentó.

Por otra parte, dejó claro que sigue en el tenis no sólo por ella, sino que lo hace para dejar un legado a los nuevos talentos de tenistas rumanos y así se puedan generar ingresos para mejorar la infraestructura.

“No soy tenista por mí solamente, sino también por las nuevas generaciones, porque necesitan urgentemente infraestructura, algo que falta en nuestro país. Necesitamos urgentemente un pabellón deportivo para albergar todos los partidos de la Copa Federación”, culminó.