El Sevilla mostró por qué está entre los mejores cuatro de la Liga Española y aunque batalló en el Estadio Benito Villamarín, se llevó el Derbi ante Betis como visitante con marcador de 1-2. De los tres mexicanos que pudieron tener actividad en el duelo que parte a la capital de Andalucía, solo el veterano José Andrés Guardado jugó, toda vez que fue titular en el Betis y salió de cambio al 76′, para dejarle su lugar a Borja Iglesias, ya que el entrenador Rubi buscaba al menos rescatar el empate en casa.

En tanto, Javier Hernández se quedó sin oportunidad de mostrarse en el Derbi, porque para este encuentro, el técnico del Sevilla, Julen Lopetegui prefirió colocar como titular al holandés Luuk de Jong, quien le respondió con un gol al 55′, que fue el 1-2 a favor del conjunto rojiblanco y a la postre el marcador final.

Chicharito se quedó en la banca. Misma situación para Diego Lainez, que sigue prácticamente borrado en un equipo bético que si bien venía de sacarle un empate a cero goles al Real Madrid la semana pasada en el Bernabéu, esta vez no pudo ni siquiera rescatar un punto en su estadio, luego de que Lorén Morón había empatado los cartones 1-1 antes de terminar el primer tiempo.

El juvenil mexicano, solamente acumula 55 minutos en Liga en lo que va del semestre, por lo que tras el gol de Luuk de Jong, era difícil que Rubi le diera oportunidad a Lainez y más en un partido tan bravo como este, en el que Betis siempre tuvo que remar contracorriente, toda vez que Lucas Ocampos adelantó al Sevilla apenas a los 13 minutos. Tras ganar el Derbi, el Sevilla llegó a 24 puntos, mismos que Atlético de Madrid y a uno del Real Madrid y Barcelona; en tanto, el Betis quedó en la posición 17 con 13 puntos, a cuatro puntos de zona de descenso, que por ahora ocupan Celta de Vigo de Néstor Araujo, Espanyol y el Leganés de Javier Aguirre.