Tras permanecer 41 días en el hospital, el futbolista Nicolás Castillo fue dado de alta luego de que sufrió complicaciones en el muslo derecho donde se sometió a cirugía a finales de enero debido a una trombosis.

De acuerdo con el comunicado que emitió el Club América este miércoles, el delantero abandonó las instalaciones del Hospital Ángeles en el sur de la Ciudad de México para continuar con su rehabilitación desde su hogar.

“El Club América informa que nuestro jugador Nicolás Castillo ha recibido el alta hospitalaria. Se encuentra con buen ánimo y agradece a la afición las muestras de cariño” indicaron.

Debido a que el país atraviesa una crisis por lo pandemia del coronavirus (COVID-19), el delantero deberá quedarse en su hogar y seguir las recomendaciones médicas del club con el fin de que pueda regresar a las actividades normales.