En la Ida de Cuartos de Final que se disputó en el Gigante de Acero, Rayados no pudo sacar ventaja como local y empató sin goles ante Atlas, en un partido que tuvo un bache en la primera mitad y los dirigidos por Javier Aguirre pudieron recomponer, aunque les faltó el gol que les dé algo de tranquilidad para la Vuelta.

Aunque los albiazules terminaron la primera mitad con 53 por ciento de posesión de balón, se fueron sin al descanso sin un solo disparo, ni a puerta ni desviado, con unos rojinegros que iniciaron dominando, pero luego el juego se ensució con muchas patadas.

Los Zorros incomodaron a Esteban Andrada al inicio del encuentro, cuando buscaron con un balón a la espalda de la defensa que Sebastián Vegas no pudo rechazar y el balón le caía a Julián Quiñones en el área, pero el arquero argentino cortó bien la jugada.

El encuentro inició con la afición regia abucheando a Julián Quiñones, a quien no perdonaron por su pasado en Tigres cuando el sonido local lo anunció en la alineación visitante, y la falta de espectáculo hizo que al medio tiempo ahora fueran hacía el local.

En la parte complementaria la Pandilla salió con más empuje a la ofensiva, registrando su primer disparo al 51’ por conducto de Maxi Meza que obligó a Camilo Vargas a estirarse para sacar el balón.

Al 59’ parecía que los regios festejaban su primera anotación cuando Rogelio Funes Mori empujó al fondo de las redes un centro de Meza desde la izquierda, pero el árbitro anuló la jugada por un fuera de juego.