Los jugadores de Pumas CU y Burros Blancos llamaron a la unidad y a un “Clásico” sin violencia para la Semifinal de la Onefa que se disputará el sábado en el Estadio Olímpico Universitario.

“Esta rivalidad se queda dentro del juego, dentro del estadio y entre los equipos al momento de jugar. Tuvimos un buen espectáculo en semanas pasadas y no queremos echar a perder esa parte.

“Queremos que sea un ambiente familiar, un ambiente de futbol americano sano como ha sido siempre”, expuso Abraham Herrera, capitán del equipo auriazul.
Ambas escuadras saben que no tienen margen de error pues además del orgullo se juegan el pase a la Final.

“Una edición más del Clásico Poli-UNAM. Van 81 años que se juega este Clásico, es el juego más añejo de cualquier deporte en nuestro país. Esta Semifinal le imprime un sabor extra a cualquier juego”, enfatizó Ernesto Alfaro, head coach de Burros Blancos.

El líder general del torneo, Pumas CU, buscará dar un paso más rumbo a su título 25.

“En este tipo de partidos lo que más importa es la ejecución. Ambos equipos sabemos que en estas instancias no importa si pasaste en primero o último lugar, lo que importa es ganar.
“Ambos equipos tenemos esa responsabilidad hacia nosotros mismos, hacia nuestra afición y hacia nuestras instituciones”, enfatizó el head coach auriazul Otto Becerril.

El juego abrirá su aforo a 30 mil personas y los boletos sólo se venderán por Ticketmaster. La apertura del estadio será a partir de las 7:00 horas y mientras que los aficionados auriazules ingresarán por Av. Revolución y Av. San Jerónimo, los del Poli lo harán por Av. Insurgentes.

“Nosotros promovemos un muy buen desempeño y un excelente comportamiento de parte de nuestros jugadores y autoridades y esa ha sido la tónica a lo largo de los últimos años.

“Hemos visto un excelente espectáculo deportivo tanto en la Ciudad como fuera de ella. No ha habido ningún problema entre los equipos y eso es lo más importante”, mencionó Becerril.