Luego de 7 meses en donde prácticamente fue imposible mantener actividad por las consecuencias de la pandemia por coronavirus, el boxeo logró abrirse un espacio gracias a burbujas sanitarias que se instalaron en las principales mecas deportivas y ahora con la posibilidad de comenzar a integrar fanáticos a los eventos, el deporte alcanza un nuevo nivel.

Con un calendario cargado de peleas de alto calibre, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaiman, señaló que el balance ha sido muy positivo, pues los fanáticos van a poder cerrar el año disfrutando de buenos encuentros gracias al trabajo y sacrificio de los promotores.

“El reconocimiento a todos quienes han dado el paso adelante para promover el boxeo desde los más pequeños hasta los más grandes promotores. Siento que si hay un muy buen calendario, al que espero se sume la tercera de (Tyson) Fury y (Deontay) Wilder. Pero esto fue como dice Bernard Hopkins primero sobrevivir y ya después ganar”, señaló Sulaimán Saldívar.

Dentro del calendario destaca la pelea de unificación de todos los títulos entre Vasyl Lomachenko de Ucrania y el estadunidense de sangre hondureña Teofimo López, que será uno de los platos fuertes a este cierre anual.

Para la siguiente semana en México se realizará una cartelera con tres títulos mundiales en disputa que tendrá como protagonistas a Juan Francisco Estrada, Carlos Cuadras, Rey Martínez y el nicaragüense Román González: “fuera de pandemia hace mucho que México no tenía una cartelera de este calibre”, reconoció el dirigente.

Para noviembre se espera el duelo Errol Spence ante Danny García, que significa el regreso del monarca estadunidense tras un fuerte accidente de auto, así como el encuentro entre Devin Haney y el cubano Yuriorkis Gamboa. También el regreso de Ryan García contra el inglés Luke Campbell. Mientras que en el boxeo femenil viene Katie Taylor y la revancha de Cecilia Braekhus contra Jessica McCaskill.

FECOMBOX tiene nuevo líder

El abogado mexicano Juan Carlos Pelayo tomó posesión de la Federación de Comisiones de Boxeo de la República Mexicana y adelantó trabajarán en una modernización que calificó como necesaria.

Luego de fungir como presidente de la Comisión de Boxeo y Lucha en Tijuana, Pelayo se convirtió en sucesor del regio Rodolfo Ramírez.

“Esto de ser el presidente sale sobrando, aquí es lograr el trabajo de todas las comisiones. Quiero cambiar la realidad de este grupo hacer cursos y modificar, porque la nueva realidad nos orilla a tener más desarrollo electrónico a que tengamos un censo nacional”, declaró el dirigente del organismo que comenzó funciones en los años 50’s.