El español Rafael Nadal, número 2 del mundo, afirmó ayer que se encuentra “con la ilusión de siempre”, después de caer en semifinales del Torneo de Montecarlo, y antes de iniciar su camino hacia su título 12 en el Torneo de Barcelona.

“Estoy con la ilusión de siempre de jugar un torneo muy importante, especial para mí, un torneo que no sólo es parte de la historia de este deporte sino también de mi historia personal por todo lo que se ha conseguido aquí. Cómo llego lo veremos con los días”, afirmó Nadal, que se medirá mañana en dieciseisavos del Conde de Godó con el argentino Leonardo Mayer.

Nadal, ganador de 17 torneos de Grand Slam, regresó a las pistas en Montecarlo luego de una lesión de rodilla.

“Montecarlo fue un paso adelante en comparación de cómo estaba una semana antes”, declaró el mallorquín.

Nadal reconoció que su derrota en semifinales de Montecarlo ante Fognini fue uno de sus “peores partidos en tierra en mucho tiempo”. “Es una realidad, no hay por qué esconderlo, no creo que sea bueno engañarse ni engañar a los demás”, añadió.

“Lo único que puedo poner de mi parte es ilusión, trabajo y actitud adecuada para jugar de la mejor manera posible. Luego las cosas saldrán mejor o peor”, indicó Nadal.

“Ahora el trabajo es encontrarme a mí mismo. Durante estos últimos 18 meses he tenido demasiados parones, demasiados altibajos.

“Si me preguntan por el año en general no está mal, he estado con más problemas de los que me hubiera gustado, pero a partir de ahí tengo ilusión y trabajo para intentar hacer una buena gira de tierra”, indicó el tenista de 32 años.