Lewis Hamilton tiene un plan de dos pasos para mantener a raya a la siguiente generación de pilotos: igualar la ambición que ellos tienen y usar la experiencia de los años para ganarles.

Hamilton, de 33 años, conquistó su quinto campeonato en el Gran Premio de México hace dos semanas y ya está pensando en el desafío que enfrentará en 2019 con la nueva generación de pilotos, varios con mayor experiencia.

El piloto británico, quien se convirtió en el campeón más precoz de la F1 cuando ganó su primer título a los 23 años en 2008, dice que ve un poco de él en Charles Leclerc (Ferrari, 21 años) y Pierre Gasly (Red Bull, 22 años).

“Estos son dos astros jóvenes y emergentes que ya están mostrando bastante potencial”, dijo Hamilton después de que llegó a Sao Paulo para el Gran Premio de Brasil que se disputará este fin de semana.

También mencionó a Max Verstappen (Red Bull, 21 años) en la lista de promesas.

“Espero un ambiente competitivo”, dijo. “Por supuesto, veo un poco de mí en ellos. A su edad, yo tenía la misma ambición. Ahora es un poco diferente para mí, yo soy uno de los pilotos más viejos. Pero yo siento que todavía tengo esa ambición que ellos traen”.