Como una forma de tratar de erradicar el grito del “eh puto” en los estadios, la discriminación y el racismo en México, se anunciaron tres medidas que se aplicarán de la Jornada 11 a la 14 del Torneo Apertura 2019, así lo anunció Enrique Bonilla, presidente de la Liga BBVA MX.

Primera llamada a una cierta expresión. El árbitro tendría que suspender el partido. El sonido local daría aviso a la afición de lo que haría el árbitro.

Segunda llamada. Si se repiten los cantos o gritos, el sonido local, la pantalla y los medios de comunicación que transmitan los encuentros, harán saber que él árbitro deberá suspender el encuentro (por unos minutos).

Los jugadores entrarán a los vestidores y después regresarán a la cancha.

Si es una tercera expresión. El club se ha hecho merecedor a que el próximo partido de local se celebre a puerta cerrada. El partido continuará, pero habrá la medida.

En estas cuatro fechas, a través de las pantallas y el sonido local, se dará un aviso a la afición de lo que pasará.

A partir de la jornada 15 no será el sonido local ni los medios que hagan el aviso, sino el árbitro tomará las medidas necesarias en caso de que no se respete el reglamento correspondiente.

Las sanciones entrarán en vigor a partir de la jornada 15.

“No es único y exclusivo de la palabra puto. Es el concepto contra la discriminación y racismo. No sólo es puto al portero, cualquier grito, cántico, expresión que vaya en contra de la diversidad, que vaya a favor de un racismo, de una discriminación, será sancionado y se tomarán las medidas conducentes y todo aquello que sea ajeno a la sana práctica de la diversidad de nuestra vida diaria”, agregó.