El delantero mexicano Raúl Jiménez sigue en una temporada de ensueño en la Premier League y le dio, por el momento, esperanzas a Wolverhampton de lograr puestos para competiciones europeas.

Corría el minuto 76 cuando los Wolves aprovecharon un contragolpe de manera contundente.

Tras un tiro de media distancia que resultó desviado, el balón quedó a la altura del manchón penal. Raúl Jiménez, sin dudarlo, tomó como venía el esférico, y de un remate con el pie derecho colocó el balón en la red, sin oportunidad para Nick Pope de hacer algo para desviarlo.

Finalmente, gracias a una jugada de Burnley, desembocó en penal que cerró el marcador uno a uno.