Este jueves la policía de Nueva Orleans emitió la orden de aprehensión en contra del receptor abierto de los Cleveland Browns luego de que golpeó en el glúteo a uno de los guardias de seguridad del Superdome

Esto luego de que el guardia de seguridad entró en el vestuario de LSU luego de la victoria por el campeonato nacional de los Tigers sobre Clemson el lunes anterior en Nueva Orleans, por lo que el guardia presentó la denuncia, así lo informó Juan Barnes, oficial de asuntos públicos del Departamento de Policía.

Por su parte los Browns emitieron un comunicado en sus redes sociales sobre el caso de su receptor:

“Somos conscientes del incidente y hemos estado en contacto con Odell y sus representantes sobre el asunto” mencionaron los Browns en el comunicado de hoy, “están cooperando con las autoridades correspondientes para abordar adecuadamente la situación.