José María Marín, expresidente de la Federación Brasileña de Futbol, fue suspendido de por vida por la Comité de Ética de la FIFA tras ser hallado culpable de varios casos de corrupción.

A través de un comunicado, la FIFA señaló que los casos de soborno ocurrieron principalmente en el periodo entre 2012 y 2015 en relación con contratos para la cobertura y derechos de marketing de competiciones de la Conmebol, Concacaf y la Confederación Brasileña de Futbol (CBF).

Además de José María Marín, otros exfuncionarios de la FIFA fueron acusados de violar el Código de Ética de la asociación.

Además de la suspensión de por vida para participar en alguna actividad relacionada con el futbol a nivel nacional e internacional, el exfuncionario fue sancionado con 1 millón de francos suizos (18.77) millones de pesos.