Cuando falta sólo un mes para el Super Bowl, los preparativos de su realización avanzan a toda velocidad para lo que será el regreso del máximo evento de la NFL al lugar donde dio inicio.

Tanto representantes de la NFL como organizadores locales aseguran que el partido por el campeonato se quedará en la zona de Los Ángeles.

La NFL no tiene planes para llevarse el Super Bowl a Arlington, Texas, ni a otra ciudad a pesar del reciente aumento de casos de COVID-19 y las medidas sanitarias de California, confirmaron el jueves los directivos en el SoFi Stadium durante un acto de prensa con motivo del mes previo al 56to Super Bowl que se disputará el 13 de febrero.

“Todos nuestros planes para la semana del Super Bowl seguirán vigentes durante un mes a partir de hoy”, dijo Katie Keenan, directora sénior de operaciones de eventos de la NFL.

“Estamos trabajando con todos aquí, con el Departamento de Salud del condado Los Ángeles, para garantizar que todos nuestros eventos se efectúen en forma segura”.