Cinco meses después de haber sido operado del codo derecho, un grupo de médicos de Los Ángeles, EUA, le permitió lanzar de nuevo a Ben Roethlisberger, mariscal de campo de Acereros de Pittsburgh.

“Fue un buen reporte médico. En lugar de lanzar una pelota de tenis por un mes, puedo lanzar el balón de americano. A pesar de ello, para que los doctores me permitan lanzar de buena manera faltan dos meses y medio o tres de rehabilitación”, declaró el quarterback.

El pasador solamente participó en dos encuentros la campaña pasada. Esta fue la primera vez que en 16 años como profesional Roethlisberger no juega por lo menos 11 partidos de temporada regular.

Tras su lesión, Acereros no obtuvo un juego consistente de los suplentes Mason Rudolph y Devlin Hodges; por ello Mike Tomlin, entrenador en jefe de Pittsburgh, está seguro que Rothlisberger devolverá esa consistencia para la campaña 2020-2021.

“No tengo ninguna duda de que será el titular en la semana 1 de la próxima temporada. Baso mi opinión en mi experiencia y relación con él por todos los años que hemos compartido. Espero ver cómo responderá a este nuevo desafío”, dijo Tomlin.