La autoridad reguladora de medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó el uso limitado de emergencia de dos medicamentos contra la malaria, que el presidente Donald Trump promocionó, para tratar el coronavirus.

En un comunicado publicado el domingo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos detalló donaciones recientes de medicina a un acopio nacional, incluidas la cloroquina e hidroxicloroquina, ambas investigadas como potenciales tratamientos del Covid-19.

El comunicado de la FDA dice que las firmas Sandoz, Novartis y Bayer donaron 30 millones de dosis de sulfato de hidroxicloroquina “para su posible uso en el tratamiento de pacientes hospitalizados con covid-19 o para su uso en ensayos clínicos”.

Y la FDA permitió que “se distribuyan y sean recetados por los médicos a los pacientes adolescentes y adultos hospitalizados con covid-19, de manera apropiada, cuando no se disponga de un ensayo clínico o no sea factible”.

Trump dijo la semana pasada que dos medicinas podrían ser un “regalo de Dios”, aunque los científicos alertaron contra los peligros de exagerar los tratamientos que no fueron probados.

A inicios de mes cuando el titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), Gustavo Reyes Terán dio a conocer que este medicamento se emplearía en ensayos clínicos para probar su efectividad en el tratamiento contra el coronavirus en pacientes hospitalizados.

Sin embargo, hasta el momento los resultados no aseguran que la hidroxicloroquina sirva para evitar el contagio del Covid-19, por lo que no debe comprarse de manera deliberada.