El fútbol regresó en Alemania y el Borussia Dortmund fue uno de los protagonistas de la Jornada 26 de la Bundesliga al pasar por encima del Schalke 04 por marcador de 4-0, con lo cual se mantienen al acecho del Bayern Munich en la clasificación.Esta victoria fue ampliamente festejada por los locales, por todo lo que representa el retorno del deporte en el contexto de la pandemia de coronavirus, por lo que, fiel a su costumbre, celebraron de manera simbólica frente a un ‘Muro Amarillo’ vacío.

Después de dos meses sin fútbol, finalmente la Bundesliga regresó con estrictos lineamientos sanitarios. El partido se jugó sin afición, portando cubrebocas el personal y con sana distancia, pero con la misma emoción de cada partido.Tres concluir el tiempo regular, los jugadores del Dortmund tuvieron un gran gesto con su afición, que los siguió a la distancia, en el Signal Iduna Park, ya que los negriamarillos fueron a la cabecera del “Muro Amarillo” para homenajear a sus hinchas.También aplaudieron y se tomaron simbólicamente de las manos para hacerlo más real.

La afición no estuvo presente en cuerpo, pero sí en alma.

“Fue algo espontáneo. Es difícil pero es la situación. Procuramos respetar las reglas lo más estrictamente posible. Pero claro que preferiría que las circunstancias fueran normales”, comentó al respecto el mediocampista Julian Brandt para Sky.